Todos en el fondo somos grandes amantes de la música. Algunos de los géneros clásicos, del POP, Rock, o incluso a muchos otros nos da igual el tipo de ritmo. Las melodías no solo nos sirve para las celebraciones, sino que también puede ayudarte a mejorar tu concentración, potenciar tus capacidades cerebrales y aumentar tu productividad.

¿No nos crees? ¿Crees que es incompatible trabajar con música? Descubre los grandes beneficios que aporta incorporar un poco de armonía musical a tu entorno profesional.

La música

Sin duda alguna, la música no sirve para llenar una habitación vacía y aburrida sin presencia en una totalmente diferente con armonía, ambiente, y motivación. Crear música es uno de los talentos más maravillosos que posee el ser humano. No importa el estilo o la época, la música es inmortal y tiene un efecto en nosotros de amplio espectro.

La mayoría de nosotros recurrimos a ella por muchos motivos. Por ejemplo para llenarnos de energía cuando hacemos deporte, cuando queremos aislarnos del mundo o incluso enriquecernos como persona.

Además de los ya conocidos efectos anti estrés, como son la reducción del dolor, facilitar el sueño o el aumento del optimismo entre otros… Algunas investigaciones indican que la música podría desempeñar un rol clave en nuestra evolución cognitiva, influyendo en la capacidad de integrar nuevos patrones, anticipar sucesos y crear un orden natural partiendo de cero.

Según un estudio realizado en el Laboratorio de Neurociencia de la universidad de Stanford, la música implica las áreas del cerebro que gobiernan la capacidad de atención, las capacidades predictivas y la retención de la memoria.

Es decir, cuando escuchamos una melodía, se activa nuestra atención, y eso significa que es más fácil de memorizar las cosas y se despierta la intuición la inteligencia subjetiva que es capaz de percibir detalles más sutiles en las situaciones y el entorno.

Si te gustaría tener una selección de las mejores canciones para trabajar…¡Haz click aquí y disfrutalo!

Por ejemplo se llegó a comprobar que dependiendo el género de música que escuchemos, estás nos pueden ser útiles según las actividades que queramos hacer.

  • La música tranquila y melódica es más adecuada para alcanzar altos estados de concentración.
  • Canciones con mucho ritmo y presencia vocal nos mantienen despiertos e incluso nos aceleran. Son adecuadas cuando hay que hacer tareas muy mecánicas como seleccionar imágenes.
  • La música demasiado activa, por lo general no se aconseja en el entorno de trabajo ya que distrae, excita y crispa el sistema nervioso.

Beneficios de escuchar música mientras trabajas

Los beneficios de escuchar música alegre para trabajar son múltiples, pero es importante recordar que tenemos que seguir diversos patrones para que nos sea de utilidad escuchar música en el trabajo. Por ejemplo, es importante recordar:

  • No poner música que te gusta, ya que podrás distraerte con facilidad.
  • Si escuchas música en tu propio idioma podrías perder la concentración.
  • Apostar por ritmos más tranquilos que estén de fondo y que sean un suave estímulo.

Por lo demás, parece demostrado que escuchar música mientras trabajas:

  • Consigue relajarte.
  • Te ayuda a concentrarte.
  • Mejora tu creatividad y te ayuda a sentirte mejor.
  • Evita que uses otro tipo de dispositivos.

Aspectos negativos de escuchar música en el trabajo

  • Escuchar la misma música que escuchas cuando no trabajas. Esto nos puede hacer olvidar que estamos en un lugar de trabajo, por lo que nos incita a cantar esa canción que tanto nos gusta, hacer pequeños bailes, y en sí, distraernos.
  • Tus jefes pueden pensar que no te gusta comunicarte con tus compañeros. Es importante saber compatibilizar la jornada laboral con la música. Lo que significa que no tenemos que estar todo el día con la música. Recuerda que tienes compañeros de trabajos y te irá bien distraerte con ellos de vez en cuando.
  • Los auriculares. No olvides que tu lugar de trabajo debe de ser un sitio donde no haya un ruido molesto, donde pueden haber llamadas telefónicas u otras acciones que requieran de silencio y concentración. Es por eso que debes de saber que tu volumen en los auriculares debe de ser el justo y necesario para que solo tú puedas escuchar la música y no toda la oficina.

Lo que parece estar claro es que vivir sin música es muy complicado y que tu trabajo, en el que pasas un buen montón de horas al día, puede ser el lugar perfecto para encontrar otras sendas sonoras por las que transitar.

EFIK, tu empresa de confianza

En EFIK somos expertos en Reformas tanto Parciales como Integrales en Barcelona y sus alrededores.

Principalmente desarrollamos Reformas de Locales y Reformas de Oficinas de manera profesional, técnica y diferenciada en función de tus particularidades. Además, nos adaptamos a tus necesidades y al presupuesto disponible.

Inicialmente, para plasmar las ideas de la mejor manera es imprescindible escuchar la propuesta inicial del cliente, valorar su criterio y sus exigencias. Por lo tanto, al pedir presupuesto nos pondremos en contacto contigo  para ofrecerte un asesoramiento y una orientación personalizada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies