En este artículo descubrirás en qué consiste el proyecto llave en mano, que pasos debes seguir para tener las mejores reformas de locales y cómo lo puedes conseguir. ¿A qué esperas? 

¡Sal de dudas y averigua de una vez por todas en qué consiste este proyecto tan popular entre nosotros!

¿Qué significa una reforma llave en mano?

Cuando hablamos de reformas llave en mano nos referimos al proceso completo de planificar, diseñar, realizar la obra y equipar un espacio correctamente en un solo proyecto.

Esto significa que, cuando una empresa nos da la opción de ofrecernos este servicio, te garantiza que es capaz de acondicionar un espacio de forma integral para que esté listo para entrar a vivir en él en caso de que nos refiramos a una casa o a trabajar en caso de una oficina o local.

Pero… ¿Qué pasos tengo que seguir para tener una reforma llave en mano? 

¡Sigue leyendo y tendrás respuesta a tus preguntas!

Pasos para tener una reforma llave en mano:

Planificar

Antes de ponernos manos a la obra, hay que tener muy claro cuál va a ser nuestra planificación. Es decir, establecer un calendario de trabajo y que pasos se llevarán a cabo para que la reforma finalice para la fecha establecida.

Reunirse, diseñar y ejecutar los planos

Las reuniones entre cliente y empresa son primordiales llegados a este punto. Hay que tener claro cuáles son las necesidades y los objetivos del cliente y ver si la empresa puede ofrecérselo.

Una vez acabada la fase anterior, el siguiente punto consistiría en diseñar y ejecutar los planos de la arquitectura.

Obra

Una vez aprobados, llegaría el momento de ponernos mano a la obra ahora si que si. Este es el esperado momento donde tocará tirar paredes, ventanas, puertas… Pero también nos referimos a la electrificación, la fontanería o los suelos. Por lo tanto, este proceso tanto puede ser uno de los más largos, así que tómatelo con calma y mucha paciencia.

Equipamiento de mobiliario de oficina

Una vez haya finalizado la obra, es el momento de colocar los muebles en el espacio: sofás, mesas, sillas… Esto incluye colocar los electrodomésticos en caso de que fuesen necesarios y los diferentes dispositivos tecnológicos.

Decoración e interiorismo

El último paso (pero no tiene porque ser el menos importante), consiste en decorar el espacio de trabajo, según los gustos de cliente y empresa.

Una vez finalizado esta fase, la empresa ya estaría preparada para realizar la entrega de la llave y solo te tocará disfrutar de tu nuevo espacio.

Cómo afrontar una reforma

Gestionar una reforma es estresante ya que implica estar pendiente de mil cosas e ir solucionando problemas cuando surgen imprevistos. Así que nos hemos propuesto hacerte el proceso más llevadero hasta el punto que acabes disfrutando de él. Si se ponen en marcha ciertas actitudes, esto se traducirá en un buen ambiente para ti y para tu equipo de trabajo sin duda.

Paciencia, paciencia y más paciencia

Toda obra o reforma lleva su tiempo y también es posible que al final se demore un poco más de lo esperado al principio. Suele pasar. No te agobies y piensa que en las tormentas siempre sale el sol. 

Guarda un «as en la manga»

Guarda dinero extra “por si un caso”. Aunque deberás tener calculado desde el principio el presupuesto del que dispones y la cantidad total que te va a costar, siempre es recomendable tener un poquito más ahorrado por lo que pueda pasar. Los imprevistos surgen en las reforma y se solucionan sin problema con más tiempo de trabajo o con algo más de dinero invertido. 

  • Confiar plenamente en el equipo de reforma.

Estás en manos de profesionales. Ellos saben que hacer y cómo hacerlo. Solo tienes que confiar y ver cómo tu proyecto sigue adelante.

  • Elegir un equipo resolutivo para que tomen ellos las decisiones difíciles

Enlazado con el punto anterior, es importante escoger un buen equipo de reformas para que podamos estar tranquilos durante todo el proceso de la obra.

  • Visita la obra solo una vez a la semana o cada 15 días.

No hace falta que nos agobiemos y estar en la obra cada día. Es importante que dejemos espacio a nuestros profesionales y no agobiarles o darles la sensación de que no confiemos en ellos.

  • Consulta la reforma con tu encargado de obra para evitarte disgustos innecesarios

Siempre que visitemos la obra, ves acompañado de tu encargado de obra para que te pueda ir explicando cómo se está llevando a cabo la reforma, y así de esta manera, el mismo te podrá resolver las posibles dudas que tengas.

  • Regálate un momento de tranquilidad cada día

Es importante que durante todo el proceso de la reforma te lo tomes con tranquilidad. Es por eso que seria bueno que descanses y te relajes un momento durante todos los días que dure la reforma. De esta manera, estarás más tranquilo y eso se traducirá en bienestar para todos.

EFIK, tu empresa para los proyectos llave en mano

En Efik somos especialistas en obras llave en mano. En todos los proyectos que llevamos a cabo trabajamos junto instaladores, ingenieros y constructores. De esta manera conseguimos una relación fluida y directa con el promotor al ser los únicos que intervienen en la obra.

Cada proyecto es diferente, nuestro ideal es conseguir que el ciclo completo de cada obra  e instalación sea sostenible y el resultado final sea la entrega de un espacio eficiente y eficaz.

¿Y tú? ¿Estás listo para realizar una reforma llave en mano?

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies