La luz es el elemento principal que hace viable que cualquier ser vivo pueda vivir. Sin esta fuente de vida, el planeta tierra no podría haber albergado ningún tipo de vida posible.

Y es que la luz natural tiene infinidad de beneficios, cualidades y usos. De hecho, una persona que pase más de 2 días sin un rayo de luz puede empezar a sufrir de tristeza, falta de energía, trastornos del sueño  o incluso depresión.

Como verás, ya puedes hacerte una idea de la importancia de este elemento en nuestras vidas. Quizás quieres saber más sobre sus beneficios, diferencias entre la artificial y la natural o tan solo consejos para mejorar la entrada de la luz natural en nuestras oficinas. En ese caso, sigue leyendo… ¡Tenemos todas las respuestas a tus dudas!

Diferencia entre luz natural y luz artificial

La luz natural, tal y como su nombre indica, proviene en su totalidad de manera natural. De hecho, nuestra estrella principal, es decir, el Sol, es la fuente principal de luz y energía natural de nuestro sistema solar. 

La principal característica y ventaja de recibir de forma directa luz natural es sin duda el nivel de energía que este emite. Gracias a la gran cantidad de vitamina D que este expone, ayuda a conseguir un sistema inmune fuerte, mejora el desarrollo del metabolismo, favorece los estados de ánimo e incluso puede reducir las posibilidades de sufrir cáncer.  

El único punto no tan favorable es sencillamente que no la podemos controlar, es impredecible, y dependemos en su totalidad para poder disfrutar de ella. Dependiendo de factores como el clima o la estación del año en que nos encontremos hace que podamos disfrutar de esa luz o no. 

En cambio, la luz artificial es una fuente creada por el ser humano, es decir, emite la energía a través de bombillas o lámparas que han sido diseñadas con anterioridad.  

La única ventaja de esta luz es que podemos manipularla y controlarla a nuestro antojo, pero eso sí, no tendremos los innumerables beneficios que nos aporta la luz de forma natural. 

Iluminación en oficinas

Como has podido comprobar, una buena iluminación es fundamental para que podamos disfrutar de nuestra rutina personal y/o laboral. Por eso, es importante poder contar con una buena iluminación natural en nuestras oficinas. 

La vida laboral actual conlleva que las personas pasen un tercio del día dentro de las oficinas y casi el 80% del día en espacios interiores y expuestos a la iluminación artificial.

De hecho, es interesante saber que recientes estudios han podido demostrar que una iluminación adecuada en las oficinas puede llegar a verse reflejado en la productividad de los empleados, aumentando este hasta un 4%. En caso contrario, si no contamos con una buena iluminación natural, puede provocar fatiga visual, agotamiento o estrés. 

Como mejorar la luz natural de nuestro lugar de trabajo

Como llevamos dando a entender durante todo este post, es importante hacer que nuestros empleados se sientan a gustos en su lugar de trabajo, creando de esta forma un ambiente relajado, agradable y sobretodo luminoso. 

Por eso, a continuación te dejamos los consejos más importantes que hemos encontrado a tener en cuenta a la hora de poder iluminar correctamente nuestra sala:

  • Luz natural

Sin duda alguna, si dispones de un gran ventanal donde entra una cantidad de luz natural importante… ¡Aprovechala! De este modo podrás incentivar y mejorar la iluminación de la sala. Por no hablar del ahorro eléctrico que esto supondrá. ¡Todo son ventajas!

  • Distribuir puntos de luz

Uno de los problemas más comunes a la hora de iluminar salas está en la distribución de la propia luz. Es importante que pienses como puedes distribuir estos puntos para que no quede rincones en la oficina con mucha luz y otros con casi nada de esta. Piensa que desde cualquier punto de la oficina debes de tener una iluminación óptima para poder hacer tu trabajo sin problemas.

  • Luces blancas

Como ya podrás imaginarte, hoy en día hay cientos de tipos de luces artificiales. Ya sean de luz blanca, amarilla, con colores cálidos o fríos… En nuestra opinión, las que mejor se adaptan a las oficinas de trabajo son las luces blancas ya que se ha demostrado que aumenta el nivel de concentración y productividad de los trabajadores. En cambio, las luces cálidas son una buena opción para zonas de descanso. 

  • Sin exceso de luz

¡Importante! Ni te quedes corto ni te pases. Tanto un exceso de iluminación como quedarse corto de esta puede provocar fatiga visual, cansancio o problemas de visión.  

EFIK, tu empresa de confianza

Como Empresa de Reformas tenemos la finalidad de reformar y adaptar los espacios públicos y privados, ya sean locales, oficinas o comercios. Con un  estilo actualizado y moderno, para optimizar al máximo la renovación del inmueble.

En EFIK somos especialistas en crear y construir nuevos espacios. Somos especialistas en Reformas Parciales y Reformas Integrales, sobretodo de oficinas, despachos, locales comerciales y naves industriales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies