Para todos nosotros, la oficina es el lugar donde más tiempo pasamos a lo largo del día. No crees que precisamente por esta razón tan importante nos tendríamos que preguntar… ¿Nuestro lugar de trabajo es el adecuado? Y es que efectivamente es importante nuestro lugar de trabajo. Por lo tanto no podemos descuidarla ni tratarlo como un asunto de poca importancia.

Un lugar de trabajo lo asociamos con un sitio gris y aburrido… ¡Y no tiene por que ser así! Al contrario, nuestro lugar de trabajo debe reflejar tranquilidad, alegría y nada más y nada menos que tu esencia personal. 

¿Sabías por ejemplo que está demostrado que la decoración influye el estado de ánimo y que además aumenta la productividad, aleja el estrés y mejora la creatividad? Aunque parezca mentira pero el ambiente donde nos rodeamos influye de una manera directa hacia nosotros.

¿Quieres saber cómo podemos decorar nuestra oficina de una manera creativa y alegre? ¡Pues sigue leyendo este artículo y sal de dudas!

Pasos para decorar una oficina

Pequeñas reformas

Para empezar la decoración en nuestro lugar de trabajo  lo primero será adaptar la oficina a tus necesidades.

Si quieres, puedes hacerlo por ti mismo haciendo pequeños cambios y reformas, o puedes contratar a una empresa especializada en diseño de interiores para obtener la oficina en la que siempre quisiste trabajar de una manera más sencilla y menos estresante.

Si te decantas por la idea de contratar a una empresa externa para llevar a cabo la decoración de una oficina lo mejor es que contrates a una empresa dedicada a la decoración personalizada de pisos, casa y locales comerciales para que te ayude a obtener el mejor resultado posible. Si por lo contrario no quieres complicarte y ahorrarte esas reformas, bastará con unos pequeños retoques a la decoración de tu oficina.

Elige colores que reflejen lo que buscas

La pintura es la forma más sencilla y eficaz de dar un aire totalmente nuevo y renovado a cualquier lugar. Simplemente cambiando el color de las paredes puedes obtener un espacio totalmente distinto y muy inspirador.

Si tu intención es conseguir un ambiente tranquilo, relajante y agradable opta sin duda por colores más suaves como las tonalidades pastel.

Si combinas negro y blanco en dosis correctas, por lo contrario obtendrás una oficina moderna, elegante y sofisticada.

Por otro lado, una simple pared pintada de naranja dará tu toque de personalidad a tu oficina. Si no te decides por un color siempre puedes optar por reflejar los colores de tu imagen corporativa en tu oficina y dar un toque más serio y sofisticado. ¡Sin duda llevará tu toque personal!

Ten al menos una planta

Da lo mismo que seas amante de las plantas o no, lo que es indiscutible es que deberías contemplar la idea de tener al menos una en tu oficina. ¿Por qué? Muy sencillo. Está demostrado que no solo enriquecen el espacio sino que además mejoran la productividad de los trabajadores. Y esto no nos lo estamos inventando. Un estudio de la Universidad de Cardiff ha demostrado que las oficinas que cuentan con plantas hacen que los trabajadores se sientan más felices en su entorno, más concentrados y sean un 15% más productivos. 

¿A qué esperas? ¡Ves a por tu imprescindible planta de oficina!

Añade un toque personal y corporativo

Ya que todos tenemos que pasar horas y horas en la oficina… ¿Por qué no le das un poco de tu toque personal? Por ejemplo puedes colocar alguna fotografía de tu pareja, hijos o de algún recuerdo especial.

Otra idea que puedes plantearte es darle un toque más profesional y corporativo. En este caso puedes colocar vinilos personalizados, carteles, lonas y otros elementos decorativos de imprenta que potencien tu imagen de marca.

Un buen escritorio

Ahora vamos a dejar de lado el mundo estético y vamos a centrarnos en lo esencial. Ya tengas una oficina en casa o un espacio laboral en el trabajo, es importante tener un diseño ergonómico para reducir el estrés, el cansancio y potenciar la productividad.

Es necesario tener un escritorio de un tamaño acorde a las tareas que se van a realizar y donde además se pueda tener el espacio adecuado para un ordenador y las herramientas de trabajo que tendremos que usar cada día.

Una silla confortable

Si el escritorio es importante, igual o más esencial es tener una buena silla que cuide nuestra columna y favorezca el trabajo. Es importante tener en cuenta que la silla debe adaptarse a nosotros, y no nosotros a la silla. Para poder llevarlo a cabo deberemos elegir un asiento con respaldo (preferiblemente si este es regulable) para que se pueda ajustar a nuestra espalda.

Elegir un sillón regulable en altura y lo suficientemente ancho como para permitir que tengas espacio a tu alrededor para estar cómodo es imprescindible. Piensa que pasaremos largas horas en estos asientos, y lo esencial es que estemos lo más cómodos posibles para poder rendir adecuadamente en el trabajo.

Ten en cuenta que las sillas con reposabrazos ayudan a dar apoyo y descanso tanto a los codos como a los antebrazos y reducen la sensación de fatiga en el área cervical.

¿Qué tal un rótulo luminoso?

En el caso de que cuentes con una oficina abierta al público donde recibes a tus clientes, una excelente opción es colocar unas letras corpóreas luminosas. ¿Por qué? Pues sencillamente esas letras te ayudarán a identificar la ubicación de tu oficina y a potenciar tu imagen de marca.

Lo mejor de todo esto es que las letras corpóreas para negocios no necesitan ningún tipo de mantenimiento ni tratamiento especial y además lucen siempre perfectas tanto de día como de noche.

Mantén un orden estratégico

Mantén en tu escritorio todo aquello que vayas a necesitar en el día a día y elimina todo aquello que no sea de mayor importancia o que no utilizamos regularmente. De esta manera conseguirás más espacio para ocuparlo con utensilios que realmente son necesarios día a día.

En cuanto a los estantes, son muy útiles para organizar todo lo que vayas a necesitar y el mejor recurso es optar por estantes verticales con muchas divisiones donde puedas colocar papeles, archivadores y otros útiles de oficina.

Asegúrate una buena iluminación

Lo ideal es que el despacho tenga una buena iluminación natural, esto hará que nuestra oficina parezca más grande de lo que es. Si por lo contrario no tenemos ninguna ventana cerca por donde entre mucha luz siempre podemos optar por lámparas especializadas para despachos. Estás no darán el mismo resultado que una luz natural pero nos aportarán ese tono que haga justicia a nuestra oficina y no hará que se nos canse la vista.

Sobre todo hay que recordar lo primordial cuando nos dispongamos a decorar nuestra oficina. Recuerda que deberemos elegir un estilo que vaya con tu personalidad. Al fin y al cabo, vas a tener que pasar buena parte de tu día en la oficina así que…

¿Por qué no hacer de ella el lugar donde querer estar todos los días?

EFIK, tu empresa de reformas

En EFIK somos expertos en Reformas tanto Parciales como Integrales en Barcelona y sus alrededores.

Principalmente desarrollamos Reformas de Locales y Reformas de Oficinas de manera profesional, técnica y diferenciada en función de tus particularidades. Además, nos adaptamos a tus necesidades y al presupuesto disponible. Inicialmente, para plasmar las ideas de la mejor manera es imprescindible escuchar la propuesta inicial del cliente, valorar su criterio y sus exigencias. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies