seo-factoria | 15 julio 2021 |

Cómo afecta el espacio de trabajo a la productividad del trabajador

Un buen ambiente laboral debe ser similar a productividad. Si tienes todo el control de tu zona de trabajo eso hará que mejore el rendimiento y también tu confort.. Igual que en tu casa intentas tenerlo todo decorado como te gusta para que se adapte más a uno mismo y así estar más a gusto, pues en el trabajo debería de ser igual.

Lo ideal para ambiente laboral

Formar un equipo es una relación de dar y recibir. Los empleados prestan su experiencia y habilidades para contribuir al buen funcionamiento de una empresa, mientras que esta les paga por su duro trabajo. 

Pero ofrecer un salario y unos beneficios competitivos no es la única manera de retener a los empleados y desarrollar una plantilla competitiva. Preparar al equipo para el éxito implica apoyarlo física, intelectual y emocionalmente.

Un ambiente laboral cómodo es fundamental para crear una gran cultura de trabajo. Se trata de hacer que los empleados se sientan más valorados proporcionándoles un puesto de trabajo cómodo y una disposición en el lugar de trabajo que aumente su productividad. 

Lo ideal es que el lugar de trabajo tenga en cuenta la comodidad, el diseño, las oportunidades de socialización y otros elementos que impulsen la productividad. Atrás quedaron los días en que los lugares de trabajo eran aburridos y no tenían más que escritorios viejos y equipos básicos de oficina. 

Ahora, es habitual que muchas áreas comerciales tengan un entorno animado e instalaciones que pretenden proporcionar una mejor cultura de trabajo a los empleados.  

Para garantizar un ambiente laboral cómodo que aumente la productividad de los trabajadores, he aquí los elementos básicos que debes tener en cuenta al diseñar un espacio de oficina.

Crea espacio para el movimiento

Puede ser un reto mantener siempre a tus empleados motivados para trabajar, especialmente cuando están en la oficina la mayor parte de la semana. Puede haber ocasiones en las que se sientan cansados o sin trabajo, lo que puede acabar provocando retrasos en el funcionamiento de su empresa. 

Si quieres crear un entorno en el que tus empleados puedan prosperar y seguir cuidando de sí mismos, considera la posibilidad de diseñar su espacio teniendo en cuenta la movilidad. Si tienes un espacio de oficina grande, trata de asignar zonas para caminar o hacer estiramientos para que tu personal pueda aflojar el cuerpo cada pocas horas. 

Si se encuentra en un edificio de varios niveles, puede instalar escaleras metálicas para animarles a caminar y dar algunos pasos. Diseñar tu espacio de trabajo con zonas para realizar ejercicios sencillos puede mantener a tus empleados animados. También les empujará a mantenerse activos, lo que puede ayudar a mejorar significativamente su productividad laboral.

Piensa en la iluminación

La luz puede influir en nuestro estado de ánimo y rendimiento general. La iluminación del lugar de trabajo es fundamental para la productividad de los empleados, ya que afecta a la energía y a la calidad del sueño de una persona. En este caso, instalar una iluminación correcta puede ayudar a mejorar el bienestar y combatir la fatiga en un entorno de oficina. 

Las oficinas modernas de hoy en día no solo adoptan espacios de trabajo abiertos, sino también zonas más luminosas. Estos lugares de trabajo utilizan materiales transparentes o de cristal para dejar pasar la luz natural. De este modo, los empleados no tienen que depender de una luz artificial apagada para obtener la iluminación que necesitan. Esto los pone en un mejor estado de ánimo y mejora su productividad al hacerlos sentir más tranquilos y relajados.

Incluso si la oficina no tiene acceso a la luz del sol, proporcione un entorno relajante añadiendo iluminación artificial para que el ambiente se vea y se sienta más brillante. 

En lugar de las tradicionales luces fluorescentes, utiliza iluminación artificial de intensidad regulable junto a cada mesa de trabajo para poder adaptar la luminosidad al ritmo biológico de cada empleado.

Elige colores claros

Los colores de las paredes y el equipamiento de un lugar de trabajo pueden contribuir a la productividad de un empleado. 

Por ejemplo, si se eligen tonos brillantes y que distraigan, como el naranja o el verde chillón, cualquier persona que trabaje en las inmediaciones puede perder la concentración y no concentrarse en la tarea que está realizando.

Si estás diseñando tu oficina, debes dar prioridad a la selección de una paleta de colores fríos para todo el espacio. Puedes utilizar tonos neutros como el gris claro, el blanco o el beige para las paredes, ya que ayudarán a iluminar el interior del lugar de trabajo. 

Si quiere añadir algo de color al interior de la oficina, puedes seleccionar accesorios o muebles que complementen la pintura de las paredes. 

Un interior bien diseñado puede ayudar a aumentar la productividad, ya que el personal no se distraerá mientras trabaja. 

También hará que se sientan positivos a la hora de ir a trabajar, ya que su espacio es visualmente agradable y tiene una atmósfera tranquila.

Proporciona habitaciones tranquilas

Una buena acústica es necesaria para la estructura de cualquier edificio. Para funcionar bien, los empleados necesitan un espacio de trabajo libre de distracciones que les permita concentrarse. El problema de los espacios de oficina abiertos es el exceso de ruido. 

Esto puede perturbar la concentración de los empleados, lo que puede afectar a la calidad de su trabajo. Hay que tener en cuenta que las personas tienen diferentes preferencias en cuanto al nivel acústico. Algunos prefieren escuchar música, mientras que otros trabajan mejor en completo silencio.

Un gran consejo es proporcionar a los empleados salas silenciosas donde puedan experimentar la soledad para concentrarse en una tarea difícil. Esto reducirá las interrupciones y el estrés, mejorando así su productividad y estado de ánimo. 

Una buena idea podría ser diseñar estas salas tranquilas junto al espacio de trabajo abierto principal, separadas por una pared de cristal. De este modo, los trabajadores siguen estando motivados al ver a los trabajadores del espacio abierto, solo que tienen su propio espacio con el silencio que necesitan, lo que aumentará su productividad y rendimiento general.

persona divirtiendose mientras trabaja

Proporciona espacios privados

Aunque tener un espacio compartido permite a los empleados colaborar y trabajar juntos, la gente sigue necesitando privacidad de vez en cuando. Puede haber casos en los que los miembros del personal necesiten un área separada para trabajar de forma aislada, ya que necesitan una concentración total para terminar sus tareas.

Un diseño eficiente del lugar de trabajo combina zonas de trabajo privadas y públicas para fomentar la productividad de los empleados. Si tienes espacio suficiente para instalar salas o cubículos privados, hazlo. También puede colocar pequeñas mesas en las que quepan una o dos personas en algún lugar de su establecimiento. 

 Instala equipos para el recreo

Hoy en día, es habitual que los grandes espacios de trabajo cuenten con una o dos zonas de recreo. Los juegos de mesa, una mesa de ping pong o de billar, o una sala de estar son algunos de los equipos de entretenimiento más populares que se pueden encontrar en las oficinas modernas.

Incluir lugares para el tiempo de inactividad puede afectar significativamente a la moral de su plantilla. Demuestra que valoras su bienestar mental tanto como quieres que hagan bien su trabajo. 

Si quieres asegurarte de que estás proporcionando un entorno saludable a tus empleados, puedes preguntarles qué actividades recreativas desean incorporar al lugar de trabajo y trabajar en torno a ellas.

Personaliza los puestos de trabajo

Gestos sencillos como poner estanterías vacías encima de los escritorios de los trabajadores para animarles a traer su propia decoración personal (fotos, plantas, etc…) puede ser algo a tener en cuenta a la hora de diseñar el lugar de trabajo. 

Esto puede ayudarles a sentirse como en casa cuando trabajan y a aliviar sus niveles de estrés cuando están trabajando.

Pequeños cambios en su espacio personal pueden hacer maravillas en su productividad y creatividad. 

También les hará sentir que valoras su opinión y que no eres demasiado estricto en cuanto a las políticas del lugar de trabajo que no tienen que ver con las tareas laborales.

Es muy importante que toda empresa lleve a cabo un análisis y compruebe si el tipo de distribución que hay en su empresa es la correcta para el trabajo que realiza. Cuando la distribución es la correcta, se trabaja mucho mejor.

Solicita más información sobre nuestros servicios